jueves, 1 de septiembre de 2016

Bebo y bebo agua.

Munive García Diana Laura

No hay día que no beba mas de 4 litros de agua diarios o mas, y no, no me a hecho daño beber tanta agua, incluso a veces mi cuerpo me pide mas, ¡SIENTO QUE NO PUEDO VIVIR SIN ELLA!, desde pequeña he tenido esa adicción por el agua. Hoy me he despertado en la madrugada y ya voy por mi noveno litro de agua; últimamente he tenido serios problemas con mi respiración ya que si no me hidrato lo suficiente o me baño mas de tres veces diarias siento como si me secara, al ver esta situación le rogue a mi mamá que me inscribiera a unos cursos de natación, la note un poco insegura pero acepto. Ya es mi segunda semana yendo a nadar, hay días en los que no quiero salir de la alberca solo ahí me siento viva; el profesor me ha dicho que soy de las mejores en rapidez la ultima vez se espanto por que dure bastante tiempo bajo el agua resistiendo la respiración. Realmente me a ayudado la natación con el síntoma de secarme pero ahora he notado otros síntomas, lo primero que pensé es que debí haber cogido un hongo en los baños o en la alberca, las piernas se me ponen babosas siento una comezón horrible como si me salieran espinas y lo peor de todo se están tornando de un color verde con azul, mi mamá no me permitió mas ir a natación por los síntomas, me dijo que me amaba y resolvería este problema por que me amaba, no era necesario decírmelo tantos años conmigo era mi madre y …. 



En fin, me dijo que subiera al auto mientras me envolvía con una sabana, lo primero que pensé es que iríamos a un hospital y le pregunte si no llevaría mi ropa me contesto que no haría falta, lleva mas de ocho horas conduciendo y obviamente no íbamos al hospital llegamos a una playa lejos de la ciudad, me llevo a orillas del mar y con facilidad me sumergí al fondo del mar no la vi al salir y pedirle una explicación;nunca había tenido esa felicidad tremenda, debo aceptar que todos los días extraño a mi mama pero ser sirena es lo mas falso e increíble que me ha pasado.
.