viernes, 17 de noviembre de 2017

La crisis económica de ser estudiante


Pues resulta que la alumna había gastado mucho dinero para la primera jornada, pero necesitaba obtener ingresos para la siguiente, por lo que se le ocurrió poner un negocio innovador que nadie más había inventado. Durante varios días estuvo observando las necesidades más notorias y como podía cubrirlas, por lo que se le ocurrió crear lo siguiente.
Contrato un par de personas para realizar la laboriosa tarea y consistía en los siguiente: a la hora de receso lo único en lo que se puede pensar es en comer, y además ya se esta harta de la comida de siempre, por lo que estas personas se encargaban de cumplir los antojos alimenticios de cualquier alumno, eran desde gustos sencillos como algún antojito mexicano, hasta la comida más  laboriosa.
Todos los alumnos fueron felices pues saciaban su hambre y sus antojos, y la alumna fue feliz porque encontró un empleo. 
La crisis económica de ser estudiante
Pues resulta que la alumna había gastado mucho dinero para la primera jornada, pero necesitaba obtener ingresos para la siguiente, por lo que se le ocurrió poner un negocio innovador que nadie más había inventado. Durante varios días estuvo observando las necesidades más notorias y como podía cubrirlas, por lo que se le ocurrió crear lo siguiente.
Contrato un par de personas para realizar la laboriosa tarea y consistía en los siguiente: a la hora de receso lo único en lo que se puede pensar es en comer, y además ya se esta harta de la comida de siempre, por lo que estas personas se encargaban de cumplir los antojos alimenticios de cualquier alumno, eran desde gustos sencillos como algún antojito mexicano, hasta la comida más  laboriosa.
Todos los alumnos fueron felices pues saciaban su hambre y sus antojos, y la alumna fue feliz porque encontró un empleo. 
.