viernes, 17 de noviembre de 2017

El viaje emprendido


Resultado de imagen de océano pacífico animado


Miguelin era su nombre, era un pequeño camarón que deseaba llegar al océano pacifico, pero sus padres no lo dejaban pues se exponía al peligro de ser comido por una enorme ballena azul.
-¡Déjenme ir!- decía siempre.
Resultado de imagen de camaron animado
Pero no, jamás lograba conseguir aquel permiso, cuando Miguelin llego a la edad madura, tomo una decisión que cambiaría el rumbo de la vida que había llevado hasta ese entonces.
Tomo todo el valor que tenía y emprendió su viaje -Esta es la buena- pensó, a lo largo de su camino se encontró con otros pececillos de los cuales se hizo amigo entre ellos Solecin, era una pequeña trucha que emprendía el mismo camino, juntos siguieron esta gran travesía que cada día era más impresionante.
Resultado de imagen de trucha animada
Finalmente llegaron, cansados, sudorosos, pero lo habían logrado estaban en el océano pacifico, el mar era cálido y bello, pero cada que topaban con algún pez les decían
-Tengan cuidado aquí esta lleno de peligro-
Para saber el porque advertían todo esto se pusieron a investigar, y después de varios días preguntado supieron algo atroz.
!LOS HUMANOS!¡LOS HUMANOS! Ellos eran la razón, los malditos humanos los pescaban, los mataban y decían... los comían.
El miedo los carcomía, y entonces corrieron, nadaron más bien, hasta llegar de vuelta a su hogar, conocieron mucho si, nadaron muy lejos si, pero la tranquilidad que les daba su hogar no se las quitaba nadie, pero tenían algo muy muy muy importante: La amistad que habían logrado hacer.
¿Por qué pasaba todo aquello? ¿Por qué?
Los padres de Miguelin estaban felices, pues su querido hijo estaba en casa.
.