viernes, 2 de septiembre de 2016

SOLO COMO MOLE

autor: alo ríos
Era un día muy lindo, no hacia frió, ni mucho calor, era el primer día de clases en la universidad, ese día estaba muy preocupada pues no conocía a nadie, rayos me voy a aburrir, hasta que de pronto llego un chavo y se presento con migo, me dijo su nombre y de que licenciatura era, al decirme de que licenciatura era me alegre un poco, pues estábamos los dos en la misma licenciatura. Paso el tiempo, el chico que se me hacia raro se había hecho mi amigo, en pesamos a platicar y a comentar los gustos de cada quien yo empecé primero, después el empezó a contarme hasta que llego cierto punto donde él se quedo callado, a mí se me hizo raro y le pregunte que te pasa, el con cara de avergonzado me confesó su más rara obsesión “era el mole “yo si algo sorprendida le dije eso no tiene nada de malo , pero es que tu no lo entiendes es que yo no puedo comer otra cosa que no sea mole.
.