domingo, 6 de diciembre de 2015

Maldita soledad
Por: Yedana Cabrera Valdiviezo.

Como esos momentos en que te sientes abandonado, por amigos, familia, hasta tu propio perro, de esas veces que solamente quieres dormir y nunca más despertar, de esas veces en que lo único que piensas es en eso, la maldita soledad. 
¿Pero es porque quieres estar solo en realidad? 
La soledad es simplemente el aislamiento, si bien uno se priva de la compañía y puede ser voluntaria o involuntariamente, y ¿Qué consecuencias puede tener? No muchas realmente solo depresión, reclusión, demencia, alucinaciones, ansiedad, distorsiones de la percepción, agresión, además que aumenta el riesgo de mortalidad de una persona en un 26 por ciento, afecta a tu cerebro en una forma similar al dolor físico, y si te gusta dormir, olvídate de tus dulces sueños porque tendrás insomnio y si eso no te parece suficiente no serás modelo pues muy probablemente te convertirás en obesa u obeso. Nada grave en sí pues todo esto te puede llevar al suicidio.
Evitar todo este sufrimiento innecesario es una opción, en primera se debe aceptar que se sufre de soledad. Malas noticias típico antisocial, mantenerse ocupado en actividades donde te permitan socializar es una de las mejores curas; es tu elección si decides cambiar o no, si decides mantenerte en la cama llorando o si decides dar un nuevo paso. Uno mismo hace la diferencia pues tener emociones embotelladas, no te llevará a ninguna parte. 
Tú decides si cambiar o no.
.