viernes, 2 de octubre de 2015

El ruido infernal

editado por tania yazmin  marin castro 

El sonido metálico sonaba ya con demasiada frecuencia. José maldecía el apartamento donde le había tocado hospedarse mientras duraba la obra. Tenía ganas de volver a casa con su mujer e hijos. Pero ese maldito sonido no le dejaba descansar. ¡PLONK! Acababa de llamar a un fontanero, pero éste le dijo que las cañerías eran viejas, que las tuberías inferiores daban al mar y era imposible saber qué sucedía. Lo mejor era cambiarlo todo, pero él no era el dueño de la casa, por lo que esa opción quedaba descartada. Tampoco podía cambiarse de alojamiento, sólo le quedaba un día para terminar la obra y costearse algo más caro habría hecho que el trabajo no valiera la pena. Y un día como cualquiera el esposo por tanto que estuvo maldiciendo el ruido infernal, el mismo ruido hizo que entrara en la loquera y perdiera la razón, al entrar en la loquera descargo todo su enojo contra su esposa matándola a cuchillazos.
 


corregido por massiel jazmín tepalcingo mora
.