viernes, 18 de septiembre de 2015

Ulises



Era una noche cualquiera, con un aire frió que golpeaba los huesos y una luna llena que alumbraba las calles. Ulises se encontraba en su casa, quieto contemplando la luz de la luna. En la calle se escuchaban voces por todos lados. Una noche antes habían sucedido dos asesinatos, una pareja; la mujer, ex pareja de Ulises. Investigadores y policías trataban de aclarar aquel trágico suceso. Como las personas fallecidas eran conocidos de Ulises, el no se explicaba quien los había matado. De pronto se oyeron unos golpes suaves en su puerta; el apresurado la abrió pensando ¿ya sabrán quien los mato?. Un investigador, alto y delgado; con una mirada que parecía saber la verdad y una voz un poco estremecedora; le pregunto a Ulises que si podían platicar. – Claro pase – le dijo Ulises al investigador. – Solo le haré una sola pregunta, ¿Por qué los mató?- le dijo el investigador. Ulises extrañado de aquella pregunta, contesto con una voz temerosa ¿de que está hablando? Yo no los acecine. Claro que sí, todas las pruebas y testigos lo llevan a usted. Pero como, yo… yo… y en ese momento Ulises quedo paralizado, no se movía, no decía nada y el investigador fue testigo de cómo Ulises se convertía en un monstruo. Y ahí confirmo su sospecha, el los había matado, pero no solo eso; también fue su tercera víctima. original: Alejandra Angeles Carmona




                                    
.