martes, 2 de octubre de 2012

Anécdota

Por Edgar Iván Olivares Mota

En una ocacion me disponia para ir a acampar con unos amigos, al parecer todo marchaba ala perfección... casa de campaña, listo...alimentos, listo...etc, etc. Nos subimos al auto de nuestro amigos que visiblemente no parecia en buenas condiciones.
Despues de un buen rato viajando sucedio algo super inesperado ya que todos ibamos platicando en nuestro rollo cuando vimos como un auto negro se cerro aceleradamente al paso de un transeunte, pronto dos tipos se bajaron a punta de balazos y lo unico que hicieron fue golpear a aquella persona.
Nosotros dentro del auto lo unico que haciamos era observar ya que quedamos paralaziados y notamos que era un grave error ya que aquellos tipos notaron nuestra presencia y se dirigian hacia nosotros con toda la intencionde golpearnos; lo unico que prosigio fue escapar a toda velocidad.
Tanto fue la carrera que pudimos escapar pero a un grave costo, el auto de descompuso... ya no quedaba mas que hablarle a la grua y esto fue el fin de nuestro dia con una disque acampada ya que nos fuimos cada quien a su casa unicamente a dormir
.