viernes, 2 de septiembre de 2016

TE PAGO POR PLATICAR


ALEXIS

Había una vez una niña extremadamente hermosa llamada Maytane, tenía 18 años vivía en una ciudad llamada Costa Estrella era el lugar más bello de todo el país. A Maytane le encantaba pasar tiempo en su pequeña ciudad nadando en el lago.

 Ella tenía un don muy mágico que era el de poder platicar con los animales, sus favoritos para platicar era la comunidad de tortugas que llegaban todos los fines de semana al sur del lago para poder platicar con Maytane a ella le contaban todo tipo de experiencias que les sucedían a lo largo de la semana a veces le costaba entender un poco el sentimiento que las tortugas trataban de explicarle porque ella era solamente un humano que podía hablar con ellos mas no ser uno. 

 El sueño más grande de Maytane era algún día poder ayudar a una sirena porque ella creía que si ayudabas a alguna, estas te concederían un deseo y ella por consiguiente quería convertirse al menos un día en una tortuga para poder entender mejor a sus amigos, sobre todo cuando tu mejor amiga que es una tortuga. El tiempo pasó y Maytane cada vez pasaba más tiempo con las tortugas y en el lago deseando encontrarse algún día a lo que ella llamaba su salvación.

 Un día sábado como era costumbre la niña ya se encontraba en el lago hablando con las tortugas y relatando paso a paso su semana a su mejor amiga. Alguna tortuga de la comunidad nado muy rápido hasta donde Maytane se encontraba para visarle que un tiburón le había comunicado la noticia que al baile del aniversario del lago asistiría una invitada muy especial que había escuchado sus pensamientos y pláticas hacia la comunidad de las tortugas al igual que su buen gusto por la moda.

 Llego la noche y Maytane estaba lista para asistir al lago muy bien arreglada para la gran visita, toda la comunidad se comenzó a alborotar y ella no sabía que es lo que pasaba, su mejor amiga le pidió que entrara al agua para poder ver a la esperada visita, cuando se sumergió al agua pudo ver a una mujer muy hermosa de cabello muy largo color rojo, todos y hasta ella estaban boquiabiertos con la llegada de la salvación de Maytane, ella se acerco y se presentó un poco asustada. 

La sirena le pidió el favor que le consiguiera ropa de ella para poder asistir a una boda que tenía Maytane no lo pensó dos veces, salió del lago y corrió a su casa a buscar la mejor ropa que tenía para poder entregársela, se volvió a sumergir. Su salvación estaba tan agradecida que le concedió el deseo de poder volverse tortuga. Así fue como Maytane pudo pagar un favor a cambio de su gran y anhelado deseo, poder platicar bajo el agua con su mejor amiga.



.