jueves, 1 de septiembre de 2016

EL PLACER DE ESTORNUDAR

Maria Fernanda Vallejo de la Cruz

Después de dos semanas enferma me he podido dar cuenta del enorme placer que provoca estornudar y liberar todos aquellos gérmenes que habitan en mi y el odio que puede crecer por aquellas personas que me ven arrugar la cara y rápidamente gritan ¡¡¡Salud,salud!!! Para interrumpir lo que ahora considero un fugaz placer aunque para unas personas es algo molesto y yo poco a poco he aprendido a lidiar y hasta disfrutarlo día y noche con mi respectivo paquete de clínex.


.