jueves, 15 de octubre de 2015

¿Vida después de la muerte?


Por:  Danya Moreno
¿Hay vida después de morir? ¿Es correcto llamarlo vida?, si al morir dejamos la esencia del ser humano, el ser. Aunque muchos puedan sostener que sí, es una falacia decir que algo existe o no por no poder demostrar lo contrario. En mi opinión, el hombre desde siempre ha buscado explicar cosas desconocidas pues teme a lo inexplicable, entonces, nos contamos todas estas mentiras para "aliviarnos" pero, ¿de verdad nos hacemos un bien? Es decir, en el hipotético caso de que todo lo que más de una religión nos ha dicho entre dentro de estas mentiras, al morir no pase absolutamente nada, y es donde entra nuestro miedo, miedo a no tener una segunda oportunidad, a no haber disfrutado cuando debimos, y es donde nos consuela el hecho de que nuestras teorías fueran verdad, que después de morir tuviéramos esa segunda oportunidad, ya sea en algún otro lugar no terrenal o en este mismo. Nos consuela pensar que podremos ver a nuestros seres queridos, o que no todo acaba ahí, que podemos ser alguien más y enmedar errores. Algunas de las teorías más impactantes sobre la ''vida después de la muerte'' son:

 1. EL CIELO Y EL INFIERNO Tenemos como fundamentos base la creencia de un Cielo y un Infierno. Donde por obvias razones, si hemos hecho actos de bien en nuestra vida terrenal, si nos hemos congregado en diferentes iglesias, centros, templos, etc., con devoción y fe ante un creador, y siguiendo a paso las sagradas escrituras, probablemente terminaremos parados frente a las puertas de un cielo recibiéndonos para recompensar nuestra buena voluntad cuando estábamos vivos en carne permitiéndonos ingresar a una vida eterna llena de felicidad, gozo y alegría. De ser todo lo contrario mencionado, terminaremos sufriendo en llamas en un abismo de dolor y llanto hasta el fin de los tiempos. Los fundamentos de estas creencias los podemos basar en las sagradas escrituras (Biblia), la fe, la búsqueda de una consciencia superior que está por lo general más allá de los horizontes de nuestro entendimiento, tiene amor por nosotros, nos escucha y, que a su vez, tiene un plan de vida para cada persona en la Tierra para después reunirnos de nuevo con Él

2. LA REENCARNACIÓN Y TRANSMIGRACIÓN La reencarnación 
es un clásico de la literatura y de la filosofía. Estas creencias se remonta aproximadamente hace 3000 años, donde, dependiendo de nuestros actos, tenemos la oportunidad volver a nacer en un ser humano, en un animal, o en un dios (Tibet). Han sido mencionadas en muchísimas culturas como en la Egipcia, Tibetana, Hindú, Budista, Sijista, entre otras. Se dice que volvemos a nacer una y otra vez hasta adquirir el conocimiento necesario de persona tras persona. También se dice que cada que reencarnamos, lo hacemos junto a las mismas personas que han solido ser unidas a nosotros en esta vida, pero en formas diferentes, es decir, tu madre en alguna vida pudo ser tu hermana (o hermano). 

3. EL REGRESO A LA FUENTE Esta Teoría del un regreso a nuestra fuente de energía divina puede abarcar un sin fin de cosas, para lo que mencionare solamente algunas. Muchas creencias provenientes de la rama del NEW AGE nos hablan de este retorno. Pero podemos explicarlo de varias formas. Como si se tratase de un árbol, podemos pensar que regresamos a este lugar, desde la raíz, para que luego, nuestra energía pase a formar parte de un todo, y/o que con la elección podamos reencarnar, ligándose a los principios de la creencia anterior. Algunas otras pequeñas ramas de este movimiento (new age) sugieren que en realidad podamos formar parte de un “encapsulamiento” de energía proveniente de alguna inteligencia superior que nos ha creado con o sin un propósito específico. Esta inteligencia puede ser llamada Dios o darle propiedades totalmente alienígenas como nos sugiere el libro Urantia.

 EL VACÍO Esta idea es filosofía en su estado más puro, al mismo tiempo, la idea es un poco depresiva y perturbadora para aquellos que creemos que existe algo después de la vida. Esta creencia es básicamente aceptar que la vida de una persona se ha terminado y no hay nada más allá, simplemente dejamos de existir…nada más. Vacío y la NADA. En mi opinión resulta perturbadora la idea de que al morir dejaré de sentir, escuchar e interactuar con el universo. Pero a continuación hacemos colisión con una de las contradicciones más grandes de la lógica. 
En cualquiera de los casos, estamos buscando que en nuestra mente no haya arrepentimiento de la manera fácil, con un "no pasa nada, a la siguiente vuelta lo hago diferente", porqué no quitarte el arrepentimiento haciendo las cosas en primer lugar. No se puede vivir esperando la muerte como si fuera una recompensa, eso no es vivir.
.