viernes, 16 de octubre de 2015

Por: Magdalena González Herrera

“El arte es una actividad humana consciente capaz de reproducir cosas, construir formas, o expresar una experiencia, siempre y cuando, el producto de esta reproducción, construcción, o expresión pueda deleitar, emocionar o producir un choque".

Tomando en cuenta como artes las diferentes formas de expresión posibles, a mi parecer son la mejor medicina que podemos tener, hablando físicamente, ya que nosotros mismos nos volvemos canales de expresión ya sea con las manos, el cuerpo, la voz, y expresando nuestros sentimientos es cómo podemos desatarnos de ellos, ya que al expresarlo notamos situaciones que el mismo sentimiento nos había negado. Hablando dentro de las artes, me enfocaré específicamente de la música
“La música es un complejo sistema de sonidos, melodías y ritmos que el hombre ha ido descubriendo y elaborando para obtener una infinidad de posibilidades diferentes. Se estima que la música cuenta con gran importancia para el ser humano ya que le permite expresar miedos, alegrías, sentimientos muy profundos de diverso tipo. La música permite canalizar esos sentimientos y hacer que la persona alivie sus penas o haga crecer su alegría dependiendo del caso”.
La considero de las más exquisitas, tal vez por tener la oportunidad de aplicarla al igual que el teatro, pues ya sea que cada quien cree su propia música o se ejecute una pieza ya compuesta, se debe sentir para transmitir, y para cualquier situación o sentimiento se encuentran las notas adecuadas. Pues hay música alegre, hay triste, canciones que hablan de amor, de desamor, de perdón entre otros temas. La música aunque no se ejecute (la ejecute cada uno, sino que solo hay escuche) juega un papel importante con nuestras emociones pues en mayor o menor cantidad son parte de nosotros. De Importancia: 

Fuentes: 
http://www.importancia.org/musica.php 
Tatarkiewicz, Wladislao. Historia de seis ideas Arte, belleza, forma, creatividad, mímesis, experiencia estética. Editorial Tecnos Alianza, España. c2001 Pág. 67 .
.