viernes, 2 de octubre de 2015

La china desesperada

Por: Melissa Xicotencatl Alvarado 

Fui al centro de puebla a las 8:00 pm, creí que estaría a reventar de gente, pero todo fue lo contrario, era el centro mas solido y frío que nunca antes había visto, camine demasiado tratando de encontrar un oxxo abierto pero jamás lo encontré. En la esquina de la 8 poniente me encontré con una roca gigante en la cual decidí sentarme, en ese momento encendí mis datos móviles para mandarle un whatsapp a mi familia y amigos tratando de contarles lo que estaba ocurriendo pero no había señal , el miedo empezó a apoderarse de mí por completo y empecé a caminar muy rápido, al momento de llegar a un callejón que si tenía salida me tope con una camioneta chulísima obviamente me subí y aun que no sabía manejar la encendí y comencé a manejar, el miedo empezó a aumentar por que de las alcantarillas salía una luz muy roja y en cada esquina había un globo rayado que me decía vuelve pronto.
Corregido por : Bethzaid Meléndez Gómez 
.