viernes, 2 de octubre de 2015

Amores Completos

Resultado de imagen para fuente
Por Magdalena.
Muchas veces podemos no darnos cuenta de que estamos cayendo hasta que estamos completamente en el piso, que es cuando aceptas los brazos que te estuvieron tendiendo desde el principio, ésta es la historia de una chica que encontró el amor donde no lo esperaba y ha encontrado fuerzas para sacarlo adelante de un amor aún más grande. Esta chica estaba en su casa un día cualquiera de vacaciones cuando tocaron a su puerta, unos jóvenes a invitaban a participar en una actividad más tarde, ella sin saber a lo que iba llegó a la actividad y estando ahí encontró el amor más sincero que jamás la abandonaría y decidió seguir a estos chicos para que le enseñaran más de él, cuando iba con ellos se sentía de lo mejor, quería hacer muchas cosas, se sentía con ánimo, alegre, pero uno de esos días iba mal, se sentía enferma y decidió no hacer mucho ruido con ellos, solo pudo irse a sentar en la fuente al centro del lugar, observaba a todos con alegría, y de repente llegó un chico a sentarse junto de ella, preocupado por su estado contrastante al de los días anteriores, al ver su malestar decidió quedarse con ella y tratar de que mejorara, a pesar de que esta chica acepto su preocupación y atención no le tomó mucha importancia, se volvieron muy buenos amigos y se fueron apoyando a pesar de que estaban muy lejos (este chico solo había venido por un tiempo y regresó a Torreón su ciudad natal) a pesar de no verse comenzó a crecer un sentimiento muy fuerte, más fuerte que sus debilidades, sus errores o planes, que los fue convenciendo durante un gran lapso de tiempo de llegar a arriesgarse uno por otro a ser novios y ser pacientes a pesar de que la distancia los desespera, pero su fuerza siempre ha sido ese amor sincero e incondicional que los había reunido en el mismo día y lugar.
Corregido por: Fabiola





.