lunes, 29 de septiembre de 2014

El libro de un zapato

Por Gris García
Era un 17 de septiembre, lo recuerdo bien por que era un día muy especial. Ese día era mi primera cita para aquel trabajo que tanto anhele tener, desde pequeño soñé que era conductor de radio y en especial de la estación que escuchaban mis padres, donde solo pasaban música de the Beatles, queen, the doors, etc. Me imaginaba que yo era e locutor y solía decir.- “Que tal, estas escuchando 103.5 de FM, donde escucharas éxitos de las mejores canciones de tus bandas favoritas yo soy Abner Jiménez y quédate con nosotros”. Mis padres me decían mi pequeño Abner algún día tu serás el locutor de ese programa que tanto te gusta. Recordaba con mucho sentimiento mientras una voz dulce interrumpía aquellos recuerdos de mi infancia y decía.- señor Abner Jiménez lo están esperando, acompáñeme por favor.
Eran dos señores, uno de ellos se veía muy amable y te inspiraba confianza y el otro al contrario se veía muy amargado y me decía con un tono de voz muy fuerte.- Bien, así que tu eres Abner (pauso por un momento) yo respondí algo tímido .- si, mm así es señor. Hubo un momento de silencia hasta que el señor amable se presento. Hola, Buenos días, mi nombre es Rubén García y yo era el locutor de esta estación, me da mucho gusto que hay personas que escuchen mi estación así que… un tosido interrumpió a Rubén y dijo.- bueno, estamos aquí para ver si eres digno del puesto, no para charlar de cosas sin importancia. Así que veamos por que quieres el trabajo.

Bueno, la verdad desde pequeño siempre soñé con ser locutor de esta estación de radio, estudie en la universidad de Puebla, después conseguí un trabajo de medio tiempo en una estación y…

Fui interrumpido por aquel señor tan enojón de nombre Irving.

Irving.- ¡que conmovedor! (lo dijo con un tono sarcástico) nosotros te llamamos, gracias por venir.

Me levante, me despedí y di las gracias por a verme escuchado. Al salir de la oficina pase por un pasillo donde entraba demasiada luz, logre notar que había una planta algo grande, con unas florecitas rosas, la observe por unos minutos y me quede pensando sobre lo que había pasado allá adentro.

No lo podía creer que una persona me tratara con tal crueldad, trate de ver el lado positivo pero no pude, pensé que seria fácil llegar y decir por que quería el trabajo y zas! Que ese trabajo fuera mío. Me decepcione un poco, solo me quedaba salir con la frente en alto y ser afortunado por que me consideraron para este empleo.

Salí del edificio y camine hasta mi coche aquel beetle color rojo brillante, abrí la puerta, me subí y maneje hasta la casa de mi hermana menor Emily, que celebraba el cumpleaños del pequeño Eduardo.

En todo el camino recordé lo que había pasado y pensé por que no le respondi, pensé en tantas cosas pero trate de despejar mi mente.

Al llegar a casa de mi hermana el pequeño Eduardo corrió hacia mi y me abrazo y dijo.- ¡llego mi tío favorito el mejor del mundo!

No pude evitar poner mi cara de tristeza, abrase a lalito y le dije así es enano, muchas felicidades.

Deje a Eduardo para que corriera por toda la casa, cuando recibí una llamada era Rubén García y me decía .- Hola Abner, llamaba para decirte que fuiste seleccionado para dirigir el programa, muchas felicidades, pero antes tienes que escribir una historia de algo que fue muy significativo en tu vida. Gracias, respondí con mucha emoción, así que pensé y pensé hasta que llego a mi mente algo que sin duda dejo una huella en mi vida.

No pude evitar pensar en aquel par de zapatos color café con agujetas negras que usaba mi padre, los recuerdo tan bien por que eran los zapatos favoritos que el ocupaba para darme algún golpe. Siempre trate de portarme bien pero algo pasaba, como aquel accidente de la goma de mascar en el cabello rojo y corto de la maestra Angélica. Uy, ese día mi padre me dio un par de golpes con aquellos zapatos y me dijo.- Cuando será el día que este par de zapatos ya no los utilice para pegarte y bueno, tuvo que esperar 24 años para eso, me sorprendía que los conservara tan cuidados como cuando era chico.

Los recuerdos con mucha ternura, coraje y tristeza, pero sin duda fueron parte de mi vida.

Y así escribo esta pequeña historia de aquel par de zapatos, unos zapatos especiales para mí y los favoritos de mi padre.

Al entregar mi historia, el señor Irving se rio, y dijo bienvenido chico, excelente historia, la contaras en tu primer programa de radio.

Ahora mismo iré a aquella cabina para empezar con mi primer día de trabajo.







El libro para respirar


Por Abby Quecholac
 
En un lago pequeño lleno de agua y flores que se encontraba en el centro de un bosque de altos arboles unos verdes y uno que otro seco , vivía una familia de peces quienes durante ya algunos años querían saber con seria su vida si pudieran vivir fuera del lago .Una mañana donde el sol estaba mas brillante y amarillezco que otras veces , el pez mas pequeño de la familia (Felipe) hablo con otro pez (Rogelio) que ya había experimentado salir del lago , el fue el que le había platica de cómo era a vida fuera del lago y lo maravilloso que es el bosque y de algunas que seguramente le gustaría , Felipe emocionado le insistió a Rogelio que le dijera como podía hacerle para salir del lago sin que muriera pero Rogelio no quiso decirle ya que Felipe no tenia la edad suficiente para realizarlo a si que dejo que Felipe cumpliera solo un año mas. Al paso del tiempo Rogelio decidió hacer un viaje hacia el bosque y le dijo a Felipe si quería ir ya que tenia la edad y madurez que conlleva el aprender a respirar. A si que Felipe acepto ir con el y comenzó a enseñarle lo que tenia que hacer...
 
-¡Primero tendrás que prometer algo!- dijo Rogelio con voz firme y decidido.

-¡Claro, dime! ¿Qué es lo que tengo que prometer? –le contesto Felipe emocionado y sonriente de oreja a oreja.

-Es simple -le dijo- sólo tienes que prometerme que no le enseñaras esto a otros preces pequeños , si hacer lo contrario harás que se borre de tu mente lo que estas por aprender.

-¡Claro!, no pasa nada malo, no le diré nada a nadie, y cumpliré con respeto esto. –le contesto Felipe muy asombrado y excitado de emoción.

-¡Muy bien!, vallamos de tras de esas enormes rocas verdosas llenas de musgo para poder explicarte.

Rogelio y Felipe nadaron a prisa para llegar pronto a ese sitio. El proceso por el que estaba por pasar Felipe tardaría 3 dias…

-Cierra las ojos y concéntrate en lo que quieres ahora.-le dijo Rogelio a Felipe muy emocionado.

Mientras estaba con los ojos cerrados , Rogelio escribía en unas hojas el proceso que hacia cuando realizaba esta asombrosa Azaña. El decidió que fuese un libro pequeño pero coherente y con mucho empeño comenzó a escribirlo .

Al inicio del libro decía:

“Este libro solo podrá ser leído por peces y otro tipo de seres que realmente quieran lograr lo que ya muchos han logrado pero solo lo podrán hacer quienes son puros de corazón y no tengan perjuicio alguno al querer aprender esto”.

PASOS PARA APRENDER A RESPIRAR

1.-Cierra los ojos y nadaras hasta lo mas alto de las rocas.

2.-sin abrirlos entraras y saldrás 10 veces

3.-al llegar al 10 tendrás que gritar ¡lo he logrado , cumpliré mi promesa!

Al momento de gritar fuera del agua automáticamente respiraras y sentirá un nuevo renacer.

Si haces esto correctamente aprenderás rápido , en caso de que nos es a si tendrás que esperar 3 días mas.

En vista de que Felipe hizo bien el proceso Rogelio lo llevo a conocer el famosísimo bosque , el cual le encanto y quiso que mas peces conocieran el bosque a si que Felipe decidió regresar al lago para poder contarle a su familia la experiencia por la que había pasado y a si poderle enseñar “EL LIBRO PARA RESPIRAR” A mas peces…

Fin… o quizás no, las aventuras de Felipe apenas empezaban…





jueves, 25 de septiembre de 2014

Julieta y la personita como una lámpara


Era una mañana del 13 de julio de 1996 en un pequeña comunidad de Puebla, San Francisco Ocotlán. Junto a la tienda de discos vivía la familia Palacios Atonal, esta familia tenia una pequeña cabañita cerca del bosque. 

Luisa, la mamá se levantaba todas las mañanas y hacía el aseo de la casa, comenzaba por la parte del patio que estaba lleno de plantas, frutas, flores y pinos. Al terminar se metía a la casa y comenzaba por la pequeña sala, el cuarto de ella y de su esposo. Luisa era limpiosa y detallista le encantaba tener cada centímetro. Su esposo se encargaba de preparar las cosas para ir al bosque porque ellos eran apicultores. asi que preparaba el ahumador, sus velos, los guantes, la cuña y todo material para realizar su trabajo.

Julieta era una niña de diez años que sólo ayudaba a su mamá en una que otra pequeña labor, si Luisa lograba atraparla. Cuando sus padres se iban al trabajo, ella se quedaba feliz a hacer lo que ella quisiera.El jueves, los padres se fueron a recolectar la miel de las 18 cajas y Julieta salió detrás de ellos, lo que tenía prohibido. Observó todo aquello que en ese bosque la rodeaba, los arboles, los enormes pinos, los arbustos, las ardillas, una luz muy brillante, ¡una luz muy brillante! Julieta se acercó lentamente, paso, a paso. 

¿Qué podía ser eso? Era una luz muy brillante, pero demasiado pequeña para ser un foco de 100 watts, era más bien como una personita convertida en una lámpara, colgada del bosque. No se movía, pero respiraba. La tomó entre sus manos, y la llevo a casa. La llevó a su cuarto, sus padres no habían vuelto. Observó que en sus diminutas alas tenia herida, pero sin sangre. La figura despertó. Abrió completamente los ojos y vio a Julieta claramente. Se asustó y quiso volar. Julieta también se asustó y echó a correr tratando de encontrar un lugar para esconderse, detrás de la puerta. No había peligro, la personita no la siguió. Julieta se acercó una vez más a su invitada. 



-hola..
- ella no respondio
- tranquila no te voy hacer daño. le dijo mientras se acercaba lentamente 
- hola.
vaya sorpresa que se llevo julieta, su invitada le respondio.
-que estoy haciendo aqui? 
- te encontre en el bosque y te traje aqui
comenzaron a entablar una conversacion mientras alguien abria la puerta, 
- son mis padre, escondete.
salio a ver a sus padres, todo estaba bien, no sospecharon de nada.
los dias pasaron hasta que su nueva amiguita se recupero completamente, jenny era su nombre. 
una vez sabiendo que todo estaba bien con ella, que ya podia volar y todo, jenny decidio irse le dio las gracias por ayudarle y le hizo la promesa a julieta que si algun dia volveria, cuando ella la nesesitara, julieta no supo muy bien a que se referia pero acepto, jenny se fue.
poco despues se lo conto a sus padres cosa que no le creyeron y la tomaron como una sola imaginacion de niña los años siguieron pasando e incluso julieta comenzaba a creer que eso fue solo un sueño de niña.
pero 4 años despues cuando sus padres salieron al bosque como todas las mañanas fueron atacados por un oso en su apiario, al pareser el oso fue atraido por el olor de la miel. y murieron... ya era de noche y julieta se habia preocupado por sus padres asi que decidio ir a buscarlos cuando llego a su apiario y los miro destrozados  solo en llanto fue entonces cuando volvio a mirar esa luz tan resplandeciente, era, era, jenny.

La máquina del deseo

Por Fernando
Había un científico muy guapo y ambicioso, que trabajaba en el laboratorio para mentes retorcidas y que buscaban algo nuevo para mejorar la calidad de vivencia.Buscaba materializar la máquina del deseo. Para ser más exactos, un 26 de febrero. De repente vio en el bote de basura la cáscara de un plátano que se había comido y pensó que ese era el material idóneo para alimentar su máquina. Comenzó a comer más plátanos para almacenar más cáscaras. Ya indigesto, comió ciruela y, cuando le hizo efecto, defecó tantos plátanos, decidió unir las cascaras de plátano con Resistol, luego unió los bloques con cinta de aislar, hasta que le vio la forma y consistencia adecuada. 
La conectó a la corriente eléctrica y todo parecía estar muy bien, cuando apareció una versión muy sexy de su una mujer, era los mas bello que habia visto en su vida, aquella mujer tenia ojos grandes y de color cafe claro, el cabello rizado y largo. El guapo hombre de ciencia se molestó de por la interrupción. Ella deseó tener un novio cariñoso, lo dijo como un reproche. "Que me haga verdaderamente feliz", agregó. El científico cambió el semblante por uno más amable, también un poco menos agraciado. Se aprestó a sacar la basura y hacer la cena, porque ya se acercaba la hora de las películas románticas.Y asi aquel cientifico guapo se quedo con el mejor experimento que habia hecho en su vida.
editado por Gris



Paramore


Por Tania
 
Había una vez una chica llamada Tania de 18 años que vivía en cuautlancingo y siempre se paraba temprano para asistir a su escuela preparatoria que le quedaba cerca de su casa como a media hora caminando. Pues a ella lo que más le gustaba hacer en sus horas libres era escuchar mucho música de Paramore un grupo norteamericano pop se sabía de memoria sus canciones y anhelaba mucho conocer a Hiley wiliams la vocalista de esa banda. Pero antes de haber conocido esta banda fue porque tenía una amiga llamada Elisa torres que le enseño la canción de the only exeption canción popular para la gente que creía que el amor existía. 
 
 
Tania un día escucho en la radio que Paramore daría un concierto en México el 23 de septiembre del 2014 asea mañana pero por mala suerte no pudo informarse bien porque sabía que no podría ir pues sus papas la castigaron de no salir esa semana a divertirse por las tardes con sus amigas porque un día regreso tarde de una fiesta y no llegó a la hora que sus padres le dieron como límite de tiempo entonces lo que hizo Tania fue obedecer y seguir con su vida. Una mañana Tania se paró temprano para ir a clases desayuno se bañó y preparo todo lo que necesitaba para la escuela anhelando haber podido ir al concierto de Paramore ese mismo día. Salió de su casa para irse caminando y a la mitad del camino se encontró con un automóvil averiado color rojo ella se acercó para ver que sucedía en ese momento entonces al observar detalladamente noto que ese auto era de Paramore y al ver a Hiley Williams se emocionó tanto que se ofreció a apoyar en lo que fuera. Tania sabía que su papa tenía un amigo que arreglaba autos un gran mecánico el mejor de cuautlancingo entonces le llamo y le respondió que llegaría en 10 minutos en todo ese tiempo Tania le contó a Hiley wiliams que amaba su música y se sabía sus canciones de memoria al llegar el mecánico reviso el auto y al final de cuentas termino arreglándolo en media hora y se fue no pidió dinero a cambio solamente porque le gustaba ayudar a las personas.
 
Hiley le conto a Tania que se habían perdido no sabían dónde podrían tocar y le pregunto a donde se dirigía y Tania dijo que a su escuela de repente Hiley le respondió que sería genial ir a tocar con su banda a su escuela ese mismo día. Pasaron como 5 minutos y llegaron a la institución todo fue tan divertido para Tania que llamo a sus profesores amigos y compañeros para que escucharan a esta banda tocar dentro de la escuela. 
 
El director estaba de acuerdo con que Paramore tocara porque también le fascinaba su música entonces tocaron música sorprendente ese día las que Tania amaba y se las sabia como las de be alone let the flames begain, plagying good, brick by brick, felling sorry, decode, crush y lo mejor de todo fue que me invito a subir a cantar con ella la mejor canción de todas la de the only exeption fue el mejor día de toda su vida para Tania.

Fin

Atir


Por Rita

En el año 1996 se dice que nació una bebita llamada Atir ella era muy linda, carismática, risueña y sobre todo hiperactiva ya que siempre se movía hasta cuando dormía y cuando empezó a caminar le encantaba estar de un lugar a otro, ella crecía y muchos la veían rara por su forma de pensar y actuar hasta su familia decían que era extraña pero es que ella veía la vida de otra manera.
Un día en la escuela se sentó en la cisterna donde siempre solía sentarse y escuchar música y mirar a su alrededor y pensar cosas que abecés ella no entendía pero sabía que al paso del tiempo iría entendiendo, hasta que un día se le ocurrió abrir la tapa de la cisterna y tratar de observar el fondo ella callo y fue como si se hubiera trasportado por el tiempo y a otro lugar porque de repente estaba en un lugar que no conocía y no sabía por qué había pasado eso pero ella camino y camino ya que no había nadie a su alrededor ella se encontraba sola y al reflejarse en un cristal pudo ver que no era la misma su aspecto era diferente tenía el cabello tan largo y lacio y su cara estaba maquillada ella trato de quitarse el maquillaje pero noto que era permanente en su cara y se vio demasiado alta con un vestido enorme y precioso y también su olor había cambiado noto que tenía un aroma fresco y hermoso como un paisaje, algo muy extraño fue su edad ya que se veía mucho mayor ella había cambiado por completo ella no explicaba todo lo que vio y noto en ese momento se sentía extraña pero a la vez muy feliz ya que se veía y se sentía como siempre había querido sentirse.

Ella camino e hizo de cuenta que nada había pasado ,ella camino por mucho tiempo hasta que vio movimiento y al acercarse cada vez más pudo ver que los seres vivientes de ese lugar eran diferentes parecía un sueño todo era tan extraño en ese mundo no comían no lloraban no dormían no morían todo era feliz todo era perfecto era como si ahí tus sueños se hicieran realidad como si todo lo que quisieras o querias se hacía realidad, ella paso tiempo ahí pero era tan extraño para ella porque no entendía la finalidad de ese mundo lo que tenía claro es que era que ella se había trasladado a otro mundo y era obvio que era un mundo totalmente diferente al que ella solía vivir. Pasaban los días y ella se resignó a quedarse ahí ya que no encontraba la manera de salir. Un día se le acercó un ser viviente la cual conocía ella por una chica la cual le dijo que se llamaba Aniron ,y le pregunto que porque siempre estaba sola que la notaba rara como si ella no perteneciera a este mundo ,Atir no le contesto porque no sabía si decirle la verdad y decidió conocerla mejor antes de decirle algo y efectivamente ellas pasaban tiempo juntas hasta el punto que se hicieron amigas, un día Atir le dijo que tenía algo que contarle ella le conto conto todo lo que le había pasado y Aniron no se sorprendió ella entendía por lo que Atir estaba pasando ella le conto también su experiencia al entrar al mundo en el que estaban pero le dijo que no se preocupara que eso era un regalo que no a todos les era dado solo a personas especiales, Atir sorprendida le contesto ósea que todos los que están aquí conocen el mundo donde nací, Aniron le contesto claro que si todos venimos de ahí pero después venimos a aquí porque somos diferentes y estamos aquí para ser lo que somos autenticos,especiales, únicos, felices, y nada nos hará falta sabes la verdadera felicidad si existe tu deberías empezar por tu vida deberías inicirala, Atir se quedó pensando por un rato y después tomo la decisión de iniciar una nueva vida tal como le había dicho Aniron.


Un día Aniron le dijo oye deberíamos tener un novio perfecto para iniciar una vida no crees y Atir estaba de acuerdo pero acordaron que llevarían esa máquina que construirían al mundo donde habían nacido para darle felicidad a las demás chicas para crear al hombre con el que soñaban y creían que sería perfecto para ellas, y entre las 2 inventaron digamos una máquina para que cada chica de ese lugar pudiera tener el hombre que deseaban. Al terminar la maquina Atir quiso probar la máquina y pidió un hombre más alto que ella, apiñonado, lacio, con ojos cafés, fuerte, que la hiciera feliz, que la cuidara y la protegiera, que la hiciera sentir única y que la amara con todo su corazón, al poco rato vio como salía de la maquina ese chico ella sorprendida grito y dijo wow! Eres tú y era como si ese chico la conociera y como si se conocieran de años, Aniron al ver todo lo ocurrido no dudo en hacer lo mismo y también tuvo al hombre que deseaba y las 2 felices fueron al lugar que las había traído a este mundo y se trasportaron con la máquina y al llegar a su mundo el lugar donde habían nacido hicieron felices a tantas mujeres de ese mundo que no creían en un hombre perfecto para ellas y para su vida desde ese entonces la vida de cada mujer cambio por completo, sus vidas eran perfectas con ese complemento que tenían de sentirse plenas felices y confiadas de que tenían un hombre verdadero a su lado no el tipo de hombres que ellas conocían.

Finalmente Atir y Anion decidieron quedarse en el mundo donde nacieron y vivieron su vida fueron grandes amigas fueron felices y nunca olvidaran la grande experiencia que tuvieron de hacer feliz a tantas mujeres y creer en el verdadero amor y felicidad y decidieron morir ahí pero su experiencia se sigue contando ya que se cree que esa máquina está perdida ya que aún existen hombres verdaderos y se espera que algún día esa máquina regrese…

FIN

jueves, 18 de septiembre de 2014

Modista de animales


Habia una vez una persona  donde vivia en Londres, quien era un diseñador de ropa, pero el durante en su vida jamas habia conocido a un animal, más allá de los cuervos de la Torre de Londres.

Visitó el Serengeti y tomó el tour por la sabana. Vio un guepardo y lo encontró desnudo. Con una piel de patrones inusitados, y aún desnudo. No se le hacía algo decente, así que decidió coserle una camisa de manga larga de manta. Lo que nunca pudo fue vestirlo.


Futbolistas en minifalda

Por Citlali

Era una vez un grupo de muchachos que asistían a la misma universidad, cada uno de ellos en diferentes licenciaturas: Carlos que estudiaba biología, Gustavo matemáticas, Fredy inglés, Bryan contaduría, Luis administración y Jose ingeniería civil. Los seis decidieron un dia de mucha tarea quedarse en la biblioteca pero se les pasó el tiempo y los veladores cerraron, dejándolos dentro. Trataron de abrir, de llamar por teléfono. Brayan mencionó que podían ir a la sección de teatro y fueron. Bryan era muy relajista y comenzo a probarse los disfraces. Gustavo mencionó que los del equipo de futbol eran unos pesados y creídos pues hacian de menos a los demás chicos y hablaban mal de las chavas.

Fredi propuso jugar futbol. Brayan se colgó un pedazo de tela que simulaba una falda pequeña y, extrañamente, en lugar de tomarlo a broma, los demás adoptaron la idea, ¡claro usaremos minifaldas!
Al día siguiente se presentaron en el campo de futbol de minifalda. El público seguía ahí después del tercer partido de la mañana. Vieron entrar al campo a los seis futbolistas en minifalda, algún espectador los miró un segundo y luego volvió la vista para bajar las gradas hacia la salida.


Aquella vez

Por J. Gabcris

Todavía recuerdo aquellos alcatraces que hacían combinación con la casa aquella casa, en aquel día en el que aquellas personas me propusieron aquellas cosas que en aquella ocasión me parecía imposible, ¿qué nadie nunca te diga que no?, vayas estupideces que se dicen en estos días. Ya lo grité en esa ocasión, entré y no sé porqué, por la chica de las medias de rayitas, pero luego me puse a platicar con el señor del saco de pana. 

No sé cómo comenzamos a platicar. Mi primera percepción de ellos era que tenían vestimentas un poco raras, me recordaban a esos molestos religiosos que por las mañanas de los domingos, por ahí de las 8:30, cuando me interrumpían el sueño. Dado que me cayeron bien los tipos, dado que las medias de rayitas seguían por ahí poniéndome atención acudí a la "conferencia central”, volví el sábado por la noche, recuerdo los granizos caer en ese almacén en donde se hizo la conferencia, recuerdo como sonaban aquellos granizos en aquel techo hecho de láminas de mal y cartón. 

Ya no había ni señoritas, ni jóvenes, pero las personas combinaban bien con los alcatraces de aquella jardinera de la casa de aquella calle, jardinera, ¿conferencia? ¿Pero de qué trató la conferencia? Realmente no lo recuerdo, solo recuerdo que aquel sábado de granizada en aquel almacén donde se realizaría aquella conferencia escuché aquella canción, esa que en primaria cantábamos en clase de coro, esa que dice ¡escuchen hermanos la canción de la alegría!
Por lo demás, no me viene mal el saquito de pana con esta barba. 


El ámbar que cambió a San Juan

 Por Michelle Aguilar

Hace muchos años en San Juan, en la zona más solitaria, donde cayó el rayo, se encontraba una aldea donde se cultivaba la yuca y el maíz. La gente se reunía en círculo para charlar, sin interés de descubrir el mundo que los rodeaba. Las personas eran de pocas palabras, los jóvenes si acaso conversaban, todo parecía muy apacible y tedioso.


Louis un chico adolescente de 16 años muy curioso y entusiasta por conocer más. El soñaba con un día irse de la aldea para poder conocer las maravillas que el mundo podía ofrecerle. Louis vivía con sus dos padres y era hijo único lo cual era demasiado aburrido para él. Tenía pocos amigos y no compartían el mismo interés hacia lo desconocido como  él.

Asistía a la escuela, era muy inteligente y talentoso, sus padres siempre mostraron orgullo hacia él, pero al  mismo tiempo les preocupaba la cosecha y el poco interés que Louis mostraba en la yuca y el maíz.

Una ocasión decidió dar un paseo nocturno cerca de la montaña sólo para saber que podía encontrar. Y esa misma noche mientras sus padres dormían, tomó un camino para poder averiguar si encontraba algo.

El tenía una buena corazonada, caminó y  caminó, hasta que se detuvo cerca de la montaña y se sentó en una roca a observar el cielo estrellado. Pasaron escasos 10 minutos y nada ocurría, hasta que al levantar un poco más la mirada vio  un destello particular color ámbar bajar rápidamente por el costado de la montaña, era pequeño pero con una  luz suficientemente fuerte para deslumbrar. 

El tuvo un poco de miedo, pero a la vez lo invadió una curiosidad como jamás en su vida. Poco  a poco se acercó y era una piedra muy extraña, tenía una forma abstracta, picos, curvas, bordes, y pequeñas luces que la adornaban. La  piedra dejó de brillar por un momento y sin tocarla decidió dejarla ahí y regresar al día siguiente para ver de que se trataba. Así el regresó en compañía de su amigo Tom para ver lo que anoche le había asombrado. Al llegar ahí seguí la piedra extraña, pero ahora dejaba de brillar no tan resplandeciente como lo fue la primera vez. Louis la tomó y la piedra comenzó a brillar nuevamente, la volteó y la manipuló de muchas formas, la tomó firmemente y la observó, al mover la mirada la piedra se movía a su compás, parecía tener vida propia.
Tom intentó hacer lo mismo pero esta no se movía en absoluto, por más que intentó la piedra no se movía ni brillaba, Louis  volvió a tomarla y sólo con el se movía.

El chico sin duda sabía que tenía algo especial en el, una piedra que sabía le podría cambiar la vida.

jueves, 11 de septiembre de 2014

La suerte de Maurice

Por A.M.

Maurice todos los días se levantaba de su cama y lo primero que hacía era ir por su periódico a la puerta para ver los números ganadores de los premios de lotería.
Ya habían pasado varios años en que Maurice trabata de ganar algo, pero nunca lo lograba, se dio cuenta que tenía un problema, nunca había ganado nada en su vida.
No ganaba la lotería, en la caja de cereal nunca ganaba el premio, en el concurso del pueblo de la gran calabaza tambien perdió, incluso en el transporte público le ganaban los asientos. 

Un día claro, el cielo estaba del mismo color del mar, vio un poco la televisión, cuando se estaba quedando dormido, escuchó:

-"¿Tienes mala suerte? ¿Nunca ganas nada? ¿Te llamas Maurice? entonces llama al 01-800- GANAR-PORSIEMPRE y te ayudaremos."

Maurice sin pensarlo corrío al telefóno y marcó, le explicaron que se trataba de un curso para no perder y que al finalizar lograría tener suerte en todo.
Maurice se presentó al día siguiente en la iglesia que tenía gárgolas y entró, se registró.

El curso duró cuatro días, tres horas y veinticinco minutos frente a un señor con cara de gato. Al terminar, Cara de Gato le dio a Maurice "la poción ganadora" hecha por el mismisimo rey mago Baltazar. Lo unico que tenía que hacer era beber todas las mañanas al despertar una taza de café con dos cucharadas de azúcar y una de la poción ganadora. Afortunadamente, Maurice  bebía el café con una de azúcar y el cambio le pareció afortunado.

Al día siguiente Maurice siguio las instrucciones; Se levantó, fue por una taza de café, le agregó dos cucharadas de azúcar y una de la poción ganadora, se dirigió a la puerta para recoger el periódico, busco la sección de premios y se dio cuenta de que por acudir al curso olvidó comprar su billete de lotería, seguramente premiado por un millón de pesos.


.