lunes, 29 de septiembre de 2014

El libro para respirar


Por Abby Quecholac
 
En un lago pequeño lleno de agua y flores que se encontraba en el centro de un bosque de altos arboles unos verdes y uno que otro seco , vivía una familia de peces quienes durante ya algunos años querían saber con seria su vida si pudieran vivir fuera del lago .Una mañana donde el sol estaba mas brillante y amarillezco que otras veces , el pez mas pequeño de la familia (Felipe) hablo con otro pez (Rogelio) que ya había experimentado salir del lago , el fue el que le había platica de cómo era a vida fuera del lago y lo maravilloso que es el bosque y de algunas que seguramente le gustaría , Felipe emocionado le insistió a Rogelio que le dijera como podía hacerle para salir del lago sin que muriera pero Rogelio no quiso decirle ya que Felipe no tenia la edad suficiente para realizarlo a si que dejo que Felipe cumpliera solo un año mas. Al paso del tiempo Rogelio decidió hacer un viaje hacia el bosque y le dijo a Felipe si quería ir ya que tenia la edad y madurez que conlleva el aprender a respirar. A si que Felipe acepto ir con el y comenzó a enseñarle lo que tenia que hacer...
 
-¡Primero tendrás que prometer algo!- dijo Rogelio con voz firme y decidido.

-¡Claro, dime! ¿Qué es lo que tengo que prometer? –le contesto Felipe emocionado y sonriente de oreja a oreja.

-Es simple -le dijo- sólo tienes que prometerme que no le enseñaras esto a otros preces pequeños , si hacer lo contrario harás que se borre de tu mente lo que estas por aprender.

-¡Claro!, no pasa nada malo, no le diré nada a nadie, y cumpliré con respeto esto. –le contesto Felipe muy asombrado y excitado de emoción.

-¡Muy bien!, vallamos de tras de esas enormes rocas verdosas llenas de musgo para poder explicarte.

Rogelio y Felipe nadaron a prisa para llegar pronto a ese sitio. El proceso por el que estaba por pasar Felipe tardaría 3 dias…

-Cierra las ojos y concéntrate en lo que quieres ahora.-le dijo Rogelio a Felipe muy emocionado.

Mientras estaba con los ojos cerrados , Rogelio escribía en unas hojas el proceso que hacia cuando realizaba esta asombrosa Azaña. El decidió que fuese un libro pequeño pero coherente y con mucho empeño comenzó a escribirlo .

Al inicio del libro decía:

“Este libro solo podrá ser leído por peces y otro tipo de seres que realmente quieran lograr lo que ya muchos han logrado pero solo lo podrán hacer quienes son puros de corazón y no tengan perjuicio alguno al querer aprender esto”.

PASOS PARA APRENDER A RESPIRAR

1.-Cierra los ojos y nadaras hasta lo mas alto de las rocas.

2.-sin abrirlos entraras y saldrás 10 veces

3.-al llegar al 10 tendrás que gritar ¡lo he logrado , cumpliré mi promesa!

Al momento de gritar fuera del agua automáticamente respiraras y sentirá un nuevo renacer.

Si haces esto correctamente aprenderás rápido , en caso de que nos es a si tendrás que esperar 3 días mas.

En vista de que Felipe hizo bien el proceso Rogelio lo llevo a conocer el famosísimo bosque , el cual le encanto y quiso que mas peces conocieran el bosque a si que Felipe decidió regresar al lago para poder contarle a su familia la experiencia por la que había pasado y a si poderle enseñar “EL LIBRO PARA RESPIRAR” A mas peces…

Fin… o quizás no, las aventuras de Felipe apenas empezaban…





.