martes, 9 de octubre de 2012

Epifanía en el set...

Francisco Romero es un reconocido director de cine de 40 años de edad, contemporaneo. Más por sus cintas de terror y suspenso con las que logra muy buenas críticas.
Su siguiente película trata sobre zombies, fantasmas, brujas y maldiciones en un castillo muy viejo alejado de toda civilización (Es típico, pero quien sabe como le hace don Paco para sacar el proyecto adelante.).
Entonces llega el gran momento: El primer día de rodaje. Todos están muy apurados... Los maquillistas, actores, fotógrafos, camarógrafos, continuistas, etc. Y hasta el mismo Francisco, por supuesto. Una vez que la puesta en escena y en cámara están listas, el director llama a todos los actores y técnicos a sus lugares para poder comenzar.
"Escena 1, toma 1... ¡Acción!" En ese preciso momento, todas las luces del set se apagan. Ni una triste iluminación. Francisco grita: "¡Todos tranquilos, no pasa nada! ¡Un staff, por favor que vaya a ver que pasó con el fusible!" Pero nadie le contesta. Ni una voz, ni un ruido. Francisco, el director estaba solo en la oscuridad.
De repente, se prenden las luces de nuevo y él está en frente de un inmenso castillo fuera de toda civilización. Él se encuentra en el jardín del castillo. Francisco escucha como alguien camina detrás de él, voltea y son 50 zombies que quieren comerselo. Cuando reconoce que no es ningún maquillaje, se echa a correr hacia el castillo. Dentro de este, reconoce espectros que giran al rededor de él para atormentarlo. Cuando de verdad Francisco cree perder la cabeza, sale corriendo hacia unas escaleras que lo llevan hasta el segundo piso. Entra en un cuarto y trata de brincar desde la ventana, pero reconoce que si brinca, se mata. Pero de repente, una bruja con escoba rompe esa ventana al entrar volando y riendo como maníatica. Le dijo "Hashesh películash de miedojajajajajaPero no shabesh lo que she shiente ver tush películash!! Ahora lo shaaaaaabeshMUAJAJAJAJAJAJAJAJAAA!"
En eso, se vuelven a apagar las luces del castillo y Francisco vuelve a estar  obscuras. Poco tiempo depués se prenden las luces y se vuelve a encontrar en el estudio. Todos en el set esperan sus ordenes. Pero Francisco recapacitando lo que sucedió, decide cancelar el proyecto e irse a casa.
Ahora está planeando unn documental sobre el subconciente humano.
.