lunes, 8 de octubre de 2012


EL OCTAVO DIA
no había podido conseguir lo que tanto había soñado, por lo tanto le toco escoger alguna otra cosa para sobrevivir, se había dedicado a hacer mandados de un lado hacia otro, de una persona a otra.
Así era su vida, hasta que un mañana no pudo levantarse, sus pies estaban muy cansados, ya no soportaban mas el peso de todos los días.
el trataba de levantarse pero el peso se hacia cada vez mayor, los primeros 3 días solo lograba levantarse pero no podía dar un paso. los siguientes 4 días comenzó a pesar mas y mas su cuerpo que solo lograba sentarse en la cama.
esto se debía a que sus huesos se estaban convirtiendo en metal, el estaba asustado, no podía pedir ayuda a causa de no poder moverse.
 el octavo día se sentó en su cama y después de un largo suspiro quedo convertido completamente de metal.
La gente  para la cual les hacia el mandado comenzaron a notar su ausencia,en especial la gente a quien le trabajaba, no porque lo quisieran o se preocuparan por el sino por que necesitaban que alguien hiciera el trabajo.
Una de las personas a quienes le trabajaba quien era demasiado ambicioso y a todo lo quería sacar dinero decidió saber que era lo que le había ocurrido. se dirigió a hacia su casa, toco la puerta pero no hubo respuestas así que entro por la ventana, la casa estaba silenciosa. recorrió las habitaciones hasta que llego a la recamara, lo que vio lo dejo fascinado, era una figura humana de metal con un aspecto atrayente,sin pensarlo la tomo, la subió a su carro y la llevo a su casa. después de pensarlo vendió la estatua de metal a un museo quienes le dieron una grande suma de dinero.
la persona nunca supo que esta figura de metal era la persona que el estaba buscando.
por: Araceli  Sanchez Trejo
.