miércoles, 24 de octubre de 2012

Anécdota

Una noche la chica por la que mi amor se derrochava me invito a pasar la noche en sua casa,era la oportunidad perfecta para declararle mi amor, el plan era verla en la plaza mas famosa de la ciudad, rentar unas peliculas y pasar una fenomenal noche juntos. Ya en la plaza fuimos primero por un cafe donde ella comenza a decirme que tenia una mascota que querria como a su hija, despues de pagar la cuenta fuimos a rentar las peliculas, yo queria rentar una de ciencia ficcion pero ella insistia en una romantica, despus de discutirlo un poco optamos por llevar una de terror, todo estaba saliendo bien al parecer si seria la noche en la que le confesaria mi amor y por fin lograria darle un beso. Al llegar a su apartamento me dijo que estaba realmente emocionada de presentarme a su hija abrio la puerta y entramos al pequeño vestibulo “Cristina ven” comenzo a llamarla, yo esperaba ver salir un perro o algo similar pero nada, “no te preocupes es muy timida

 
.